Agua en movimiento.

Si el tema a fotografiar presenta movimiento, como un salto de agua, un torrente de un río etc. Es el momento de jugar con la velocidad de obturación de la cámara. Colocando la cámara en el trípode experimentando con diferentes velocidades de obturación, principalmente lentas de medio segundo o mas. Es cuando el agua pierde su forma y se transforma en un elemento irreal, adquiriendo movimiento y una textura sedosa que proporciona a la imagen una sensación de serenidad. Todo lo contrario cuando hay un caudal muy elevado y queremos transmitir la sensación de fuerza y poder en ese caso tendríamos que utilizar velocidades elevadas.

Cascada del molino san Pedro del Vallecillo.

Rio Ebrón, cascada del calicanto en Tormón



Rio Guadalaviar cerca del pueblo de Gea de Albarracin.

Cascada del molino de la Herreria, del Vallecillo.

aguas del Guadalaviar cerca de Albarracin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada